25 años: “se tomaron buenas decisiones” - Universidad Blas Pascal
Inicio » Noticias » 25 años: “se tomaron buenas decisiones”

25 años: “se tomaron buenas decisiones”

Eduardo BavioEl Ing. Mgter. Eduardo Bavio, Secretario de Desarrollo e Innovación tecnológica, revivió algunas de las experiencias vividas desde el origen de la Universidad Blas Pascal con motivo del festejo del 25º aniversario. En su relato destaca que las autoridades supieron tomar decisiones clave para lograr el crecimiento: en un primer momento formar el Instituto Superior Pascal (ISP), establecimiento de educación terciaria; luego, emprender el desafío de crear la universidad y finalmente, decidir incorporar la educación a distancia cuando la modalidad presencial funcionaba muy bien. “Creo que es momento de pasar a una universidad más moderna todavía. Estamos trabajando con el Rectorado para dar un salto más. Me parece que es fundamental ofrecer, además de las dos modalidades, nuevas metodologías de estudio para los alumnos”, expuso. Con la camiseta puesta, el Ing. Bavio recuerda anécdotas que demuestran haber asimilado en la piel el proyecto UBP, desde los orígenes.

 

Travesía para capacitar
“Con el ingeniero Rubén Ayme nos conocemos desde el año 1981 cuando, siendo estudiantes, accedimos a una beca para trabajar en la fábrica de aviones (AMC). Luego continuamos como profesores en el ISP. En ese entonces, como era muy importante la capacitación docente en informática y muy pocos lugares tenían laboratorios armados con computadoras, el Instituto estableció un acuerdo con el Colegio Trinitario de Villa María para dictar clases en aquel establecimiento. Ayme y yo fuimos los encargados de dictar los cursos que tenían una duración de 2 meses. Cada viernes después de la diez de la noche, cuando las computadoras ya no se usaban en el ISP, sacábamos ocho o diez equipos, los cargábamos en el Renault 12 de Rubén y el sábado bien temprano viajábamos a Villa María. Allí conectábamos todo y dábamos clases: uno la parte teórica y el otro la práctica. Al finalizar el día cargábamos nuevamente las máquinas y lo llevábamos al ISP. En un año lo dictamos dos o tres veces”, relató divertido.

 

La novedad: clases satelitales
“Las clases satelitales empezaron porque teníamos un Telepuerto. Éramos la única universidad del interior con uno propio. Se utilizaba para capacitaciones de empresas: Arcor y Minetti, entre otras, capacitaron a sus empleados con video conferencias. Todo se había armado con tecnología de punta. Desde distancia propusimos utilizarlo como apoyo además del material que tradicionalmente enviábamos a los alumnos. En un primero momento lo hicimos compartiendo la señal con una empresa llamada Aldea Global, pero teníamos acotado el horario para transmitir. Coordinábamos los turnos para que los estudiantes asistieran a los centros facilitadores que tenían antenas receptoras. Luego se decidió alquilar 24 horas en el satélite y empezamos a contactarnos con los centros de todo el país para venderles una antena con un decodificador, para poder así transmitir en vivo durante 8 horas por día. Por la tarde y en la mañana repetíamos lo dictado el día anterior”, recordó.

 

Destacó que se enviaban los videos a todos aquellos que no habían podido ver la versión en vivo. “En el Telepuerto teníamos grabadoras de VHS e impresoras para generar el material que debíamos mandar a cada alumno. Al principio, todo era muy casero. Después llegaron los CDS y como no tenían tanta capacidad, tuvimos que encontrar en qué formato crear los videos para que no perdieran tanta calidad. Era impresionante la cantidad que mandábamos, comprábamos miles de discos y grabábamos todo”.

 

Desde el 2009, gracias a los avances tecnológicos y de conectividad se fueron digitalizando los archivos para publicarlos en “miubp” y que los estudiantes pudieran descargarlos. “Fue un gran trabajo tener que convertir entre 1500 y 2000 videos en VHS a digital para luego convertirlos en mp4 o en el formato que fuera necesario”, resaltó.

 

Exámenes itinerantes
En la modalidad a distancia, los profesores viajaban a cada ciudad a tomar exámenes y muchas veces por situaciones extraordinarias esos traslados se veían afectados. El Ing. Bavio describió con gracia una de las experiencias vividas: “era domingo, yo estaba en casa comiendo una asado con mi familia cuando me llamó la Prof. Valeria Mazzei diciendo que se había anulado el vuelo a Neuquén y que tenía que estar al día siguiente a las 9 de la mañana tomando exámenes. Era complicado porque estaba todo coordinado en tres días y los alumnos ya habían reservado vuelos, alojamientos, licencias en el trabajo. No había forma de resolverlo. Entonces le dije que terminaba de comer y la pasaba a buscar en mi auto. Salimos tipo 18 horas y llegamos a las 5 de la mañana. La profesora se fue al CFT a evaluar a los alumnos y yo a dormir”.

 

Y concluyó: “No fue la única vez que tuvimos que resolver contratiempos sobre la marcha. Otra vez, un profe se fue en su auto a Puerto Madryn a tomar exámenes porque había tenido problemas con el vuelo, otros profesores que viajaban hacían tres ciudades en una semana y así innumerables esfuerzos individuales en donde no alcanzaría el espacio para detallar. Eran épocas donde no existían los medios de comunicación de hoy y todo era más difícil, por lo tanto había que poner todo, no podía fallar nada. Considero que el esfuerzo de los comienzos y el que hoy ponen todos los equipos de la UBP es la clave del triunfo de la educación a distancia.

 

En la línea del tiempo
El Ing. Bavio comenzó a dar clases de Programación y análisis en sistemas en el ISP en el año 1983. Posteriormente, con la fundación de la universidad, fue profesor de algunas materias en Ingeniería en Telecomunicaciones y en Abogacía. En 1996 asumió como directivo a cargo de los laboratorios y de la carrera de Informática. Luego, desde 1998 fue el responsable de la gestión presencial, incluyendo el manejo del área de documentación, bedelía, entre otras. En el 2000 fue nombrado Secretario de Gestión de la modalidad a distancia dónde trabajó sobre la nueva oferta académica junto al Vicerrector de aquel momento, el Dr. Marun. A continuación, ocupó el puesto de Secretario de Educación a Distancia hasta el año 2013, dónde se consagró como Secretario de Innovación y Desarrollo educativo.

COMPARTIR ESTE CONTENIDO:

Facebooktwitterlinkedin

Seguinos en: