Alumna de gestión ambiental viaja a caballo de Alaska a Canadá - Universidad Blas Pascal
Inicio » Ambiente y Turismo » Alumna de gestión ambiental viaja a caballo de Alaska a Canadá

Alumna de gestión ambiental viaja a caballo de Alaska a Canadá

Clara Davel es de Bariloche, Río Negro, y estudia de manera online la Lic. en Gestión Ambiental. En mayo, junto a su pareja, emprendió un viaje a caballo desde Alaska a Canadá. El objetivo de este aventura es recaudar dinero para un hospital infantil de Brasil y realizar un documental para una productora estadounidense.
 

 
¿Cómo fue la planificación de esta aventura?
Mi compañero se llama Filipe Masetti Leite. Él es aventurero y protagonista de esta hermosa historia.
Este el tercer viaje que realiza con el fin de recorrer toda América a caballo. Su primera aventura fue de Canadá a Brasil y su segundo viaje fue de Brasil a Ushuaia. En su paso por la Patagonia es donde nos conocimos.
Planeamos este este viaje por un año. Pensamos en todo, pero sabemos que hay imprevistos. Cuando viajas con animales son otros tiempos y son otras formas. Asique estamos abiertos a modificaciones y a lo que nos sorprenderá en el camino.

 
Que linda experiencia los espera, ¿qué tenés pensado sobre ella?
Mi rol en este viaje es acompañarlo en la conducción de un motorhome de apoyo. Allí trasladaremos agua, comida para los caballos, corral, cámaras, entre otras cosas.
Amo viajar, aprender, conocer diferentes culturas y vivir nuevas aventuras. Intento no tener expectativas sobre el viaje, siento que sino dejaríamos de vivir el momento pensando en cómo queremos que sean las cosas. Espero nutrirme de experiencias que me ayuden a crecer como persona.

 
¿Cómo surgió el contacto con la productora estadounidense?
Filipe es graduado de Periodismo por la Universidad de Toronto, EE. UU. Lo que lo motivó a estudiar fue la necesidad de adquirir herramientas para concretar su propósito, llegar a viajar en caballo por América. Cuando él era niño su padre le contaba las historias del suizo Aimé Tschiffely, quien viajó a caballo en 1925, de Buenos Aires a Nueva York. Esta historia se tornó el sueño de su vida.
A los 23 años, terminó la facultad y sintió que era el momento de emprender su viaje. Por dos años buscó patrocinadores y encontró a una productora de Estados Unidos, interesada en realizar un documental. En julio de 2012 comenzó a rodar esta historia.

 
Sabemos que parte de lo donado irá a un Hospital de Brasil, ¿por qué surge esta motivación?
Cuando terminó su primer viaje, Filipe conoció el Hospital de Amor en Barretos, Brasil. La institución de salud es totalmente gratuita y trata el cáncer infantil. Muchos niños, llegan tarde al tratamiento provocando una alta tasa de mortalidad culpa de la enfermedad.
El Hospital de Amor necesita cinco millones de dólares por año para mantener sus puertas abiertas. En este sentido, Filipe realiza diversas acciones para ayudar a la institución. Él tiene una línea de botas, remeras y sombreros, en donde la mitad de las ganancias dona al Hospital. Además, realiza subastas y charlas motivacionales en empresas y diversos lugares para conseguir más donaciones y a cada persona que encuentra en el camino le transmite la importancia del diagnóstico precoz, y algunas le dan donativos.

 
¿Tienen otros motivos para realizar el viaje?
Si, otros de nuestros objetivos es poder transmitir la importancia que tienen los caballos salvajes, los mustangs, en el equilibrio ambiental de Estados Unidos y Canadá. Estos países tienen una alta tasa de caballos salvajes y la gente no les da el valor que merecen, prefieren comprar de “raza”. Esto causa un desequilibrio en el lugar y por esta razón miles de ellos terminan en el matadero.
En este viaje vamos a usar dos o tres mustangs de una reserva indígena de Osoyoos, Canadá. Estos caballos tienen mucha fuerza, son inteligentes y se adaptan a cualquier situación. Por esta razón queremos compartir esta experiencia con ellos, así la gente valora lo que tiene a su alrededor.

 
¿Cómo vas a conjugar tu carrera académica con el viaje?
Cada día recorreremos 30 km. En el motorhome tengo mi espacio de estudio y en mi computadora tengo descargado el material, vamos a estar varios días sin internet. Espero poder encontrar los momentos para estudiar, porque me encanta la carrera y la modalidad a distancia me permitió conjugar mis pasiones.
El viaje va a durar 1 año y 3 meses, no sé bien que haré luego, pero mi gran objetivo es terminar la Lic. en Gestión Ambiental.

 

27/05/2019

COMPARTIR ESTE CONTENIDO:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Seguinos en: