Mostrar los renders con un motor de videojuegos - Universidad Blas Pascal
Inicio » Noticias » Mostrar los renders con un motor de videojuegos

Mostrar los renders con un motor de videojuegos

David Ciuffo (30 años) se recibió de Arquitecto en la Universidad Blas Pascal. Sin lugar a dudas, el último examen significó un momento muy especial, pero no sólo porque finalizó su carrera de grado, sino porque lo hizo junto a su esposa, Erika Nicolás. El 3 de marzo el matrimonio expuso su proyecto final y obtuvieron un 10 como nota. “Además de la relación personal que tenemos, cursar juntos nos llevó a ser muy buenos amigos. Nos acompañamos mucho en cada paso que dimos, y las dificultades propias de la vida de estudiante se hicieron más llevaderas”. En sus años de estudio, el Arq. Ciuffo desarrolló una nueva forma de representar sus ideas. Este proyecto consiste en mostrar un espacio existente o no, de manera que permita al usuario recorrerlo como un videojuego mediante el uso de algún dispositivo de mando a distancia (joystick) o con nuevas tecnologías de Realidad Virtual que crea la sensación de estar inmerso en el escenario.

 

 

Renders for export
Actualmente el Arq. Ciuffo trabaja de manera freelance realizando renders para distintos profesionales del rubro de arquitectura, especialmente para el exterior. Lo hace para arquitectos de Estados Unidos (Miami y Nueva York), España (Barcelona, Madrid y Valencia) y Venezuela (Caracas). En relación a las tareas que desarrolla contó: “realizo trabajos variados, desde reformas exteriores e interiores, ampliaciones, construcciones de nuevas casas o edificios, además de detalles constructivos y modelado de objetos específicos”. Para David, trabajar desde su hogar es una gran comodidad, aunque a veces signifique no tener horarios y hacerlo inclusive los fines de semana. Esto le trae grandes ventajas ya que puede administrar su tiempo de la manera que más le convenga, y le permite realizar su hobby favorito, jugar al futbol.

 

Lucir la propia innovación
“Muchos profesores están abiertos a nuestras inquietudes y demuestran su vocación cada día. Recuerdo por ejemplo a Marcelo Orihuela, quien me incentivó a exponer en una clase una nueva forma que utilizo para mostrar los renders con un motor de videojuegos. Esa experiencia me estimuló a seguir adelante” comenta. Enfrentar este tipo de situaciones, lo hizo crecer personalmente y profesionalmente.

 

El balance que realiza de sus años de estudios en la UBP es muy positivo, no sólo por la parte académica, sino porque le permitió conocer gente y hacer nuevos amigos, aspecto que resalta durante la conversación. “Conocí muy buenas personas que hoy son colegas y que espero seguir en contacto”.

COMPARTIR ESTE CONTENIDO:

Facebooktwitterlinkedin

Seguinos en: