03/11 "15 aniversario del Cuarteto Numen: cuatro para triunfar" - Universidad Blas Pascal
Inicio » En los medios » 03/11 “15 aniversario del Cuarteto Numen: cuatro para triunfar”

03/11 “15 aniversario del Cuarteto Numen: cuatro para triunfar”

La Voz del Interior. Nota sobre el Cuarteto Numen.

 

Link: 15 aniversario del Cuarteto Numen: cuatro para triunfar

 

 

Numen, el cuarteto de cuerdas, cumple 15 años. El festejo es en el Teatro del Libertador San Martín. En esta oportunidad, a su formación original se une el pianista Pablo Rochietti como invitado.

 

Desde 2001, Hernán Testa y Carolina Lorenzo en violines, Gustavo Raspo en viola, y Eugenia Menta en violoncello, unieron fuerzas y pasiones para darle forma a Numen, cuarteto de cuerdas. El nombre hace referencia a la inspiración para crear o componer. Este jueves la formación cumple 15 años de carrera y lo festejan a lo grande, en el Teatro del Libertador San Martín.

 

Con un repertorio que abarca distintas épocas y estilos, los integrantes pulieron su trabajo bajo la tutela de reconocidos profesores de distintas partes del mundo, y este aniversario los encuentra con la misma formación original.

 

Eugenia Menta dice que, con años de más o menos actividad, el cuarteto no dejó nunca su actividad.

 

–¿Cuál es el menú musical de esta noche?

–Vamos a presentar un concierto con dos obras, un cuarteto para Dmitri Shostakóvich y un quinteto, con Pablo Rochietti en piano, interpretando a Robert Schumann.

 

El ensamble grabó su primer disco en 2010, con obras de A. Ginastera, J.Bragato y A.Piazzolla. Además, todos son miembros de la Orquesta Sinfónica de Córdoba y de la Orquesta de Música Ciudadana. Ese es el principal sustento.

 

¿Sólo para entendidos?

Desde 2013, el grupo cuenta con el apoyo de la Universidad Blas Pascal, junto a quienes trabajaron con fuerza para desmitificar la idea de que este tipo de música es sólo para cierto tipo de público. “Además –dice Menta–, no sólo interpretamos música clásica, también interpretamos a artistas argentinos y latinoamericanos”. Como parte de una búsqueda, el cuarteto organizó en estos años diferentes ciclos en escuelas rurales, barrios periféricos, escuelas de zonas vulnerables y hogares de ancianos. “Queremos romper con esa idea de que hay sólo un público –cuenta la violoncellista–. Invitamos a todos los que quieran acercarse a escuchar. Lo que hacemos no es para nada elitista”.

 

Con tanta música bajo puente, muchas experiencias los tocaron de cerca.

 

–¿Qué sentís que te dio este proyecto en estos años?

–Anoche con el resto del grupo hablábamos de la intensidad de lo que se está celebrando. Son 15 años, te lo digo y me emociono. Para mí ha sido una de las mejores escuelas a nivel musical y humano, independientemente de otros profesores o docentes.

 

–¿Un recuerdo puntual?

–Cuando en 2006 fuimos seleccionados para las Master Class que brindó el Cuarteto Borodin en el 37° Festival Internacional de Invierno do Campos do Jordao, San Pablo, Brasil.

 

–¿Cómo es el trabajo en equipo en esta formación?

–Un cuarteto es lo más parecido a una mini sociedad en la que se pone en juego todo: la tolerancia para la voz del otro, sobre todo. Ese diálogo permanente es nuestra democracia. Me conmueve que sigamos con la misma formación armando nuestros proyectos.

 

Uno para todos

Todos compartieron ámbitos de estudio desde muy pequeños, cuenta Menta. “Con Hernán nos hemos cruzado en conservatorios desde muy niños, con Gustavo lo mismo. Siempre compartimos espacios comunes. Con Caro estábamos cursando con un profe de Buenos Aires e intentamos hacer un trío con piano, pero no prosperó”. Esto fue para la época en que los dos varones del grupo regresaban a Argentina desde Europa, donde estaba estudiando. “Cuando nos encontramos los cuatro, arrancamos estudiando mucho, muchas clases de música de cámara”.

 

–¿Qué diferencia hay con otros estilos?

–Hay que tener actitud de humildad en este tipo de formaciones. No sos solista, acá tocás desde un lugar en el que formás un “uno” de cuatro.

 

Para ver: Numen se presenta este jueves a las 21, en la Sala Mayor del Teatro del Libertador San Martín. A Hernán Testa y Carolina Lorenzo en violines, Gustavo Raspo en viola, y Eugenia Menta en violoncello se une el pianista cordobés Pablo Rochietti como invitado.

COMPARTIR ESTE CONTENIDO:

Facebooktwitterlinkedin

Seguinos en: