29/08 "¿Cómo cambiará la relación del ser humano con las computadoras?" - Universidad Blas Pascal
Inicio » En los medios » 29/08 “¿Cómo cambiará la relación del ser humano con las computadoras?”

29/08 “¿Cómo cambiará la relación del ser humano con las computadoras?”

iProfesional. Artículo del Ing. César Osimani, investigador docente del Centro de Investigación Aplicada y Desarrollo en Informática y Telecomunicaciones (CIADE-IT) de la Universidad Blas Pascal.

 

Link: ¿Cómo cambiará la relación del ser humano con las computadoras?

 

 

TECNOLOGÍA- Por Ingeniero César Osimani. investigador docente en el Centro de Investigación Aplicada y Desarrollo en Informática y Telecomunicaciones (CIADE-IT) de la Universidad Blas Pascal.

 

Aunque será difícil abandonar periféricos como el mouse y el teclado en el corto plazo, la tendencia es comunicarnos de una manera más intuitiva y natural.

 

Cuando hablamos sobre cómo nos comunicamos con las computadoras y los dispositivos tecnológicos, nos referimos a la interacción humano computadora (HCI: Human-Computer Interaction).

 

Es un área de investigación multidisciplinaria que, dada su naturaleza y objetivos, involucra disciplinas relacionadas con la ciencia de la computación (como inteligencia artificial, procesamiento de imágenes y diseño de sistemas) como así también disciplinas relacionadas a la ergonomía y psicología cognitiva.

 

En general, está relacionado con el diseño, la implementación y especificación de nuevas interfaces de usuario para mejorar la comunicación hombre máquina.

 

Durante mucho tiempo, los humanos hemos enviado comandos a las computadoras a través del teclado y el mouse.
Aunque será difícil abandonar estos periféricos en el corto plazo, la tendencia es comunicarnos de una manera más intuitiva y natural.

 

Las máquinas se comunican con los humanos en la mayoría de los casos por medio de un dispositivo de pantalla (un monitor) o un dispositivo de audio (parlantes).

 

Mencionar una comunicación intuitiva y natural nos lleva a introducir el término Interfaz Natural de Usuario (NUI: Natural User Interface), el cual es usado para referirse a una interfaz de usuario que se vuelve invisible e intangible cuando el usuario aprende su uso, ya que se vuelve poco forzada.

 

La mayoría de las interfaces utilizan dispositivos artificiales de control, cuyo funcionamiento necesita ser aprendido.

 

Una NUI se basa en que un usuario puede rápidamente hacer la transición de principiante a experto. “Natural” se refiere a un objetivo en la experiencia del usuario para que sienta esa interacción con la tecnología “como algo natural”.

 

Las interfaces “multitouch” se volvieron muy populares por los teléfonos inteligentes y están extendiéndose a otros dispositivos como mesas interactivas, cristales inteligentes y otros tipos de superficies que buscan avanzar hacia una comunicación intuitiva y natural con las computadoras.

 

El escritor Oscar Wilde en su ensayo “La decadencia de la mentira” presenta un diálogo entre dos personajes, Cyril y Vivian, que se torna en debate sobre el valor del arte. En este diálogo, Vivian expone lo siguiente: “Aunque parezca una paradoja (y las paradojas son siempre peligrosas), no es menos cierto que la vida imita al arte mucho más que el arte imita a la vida”.

 

Haciendo una analogía, podemos decir que la realidad imita a la fantasía nacida del ingenio humano o que los avances tecnológicos que nos rodean fueron anticipados por la literatura y el cine de ciencia ficción.

 

Podemos repasar algunas ilusiones en la pantalla grande antes de ser realidades en nuestro mundo. Por ejemplo, en Minority Report (2002) dirigida por Steven Spielberg se utilizan pantallas interactivas muy intuitivas que luego de catorce años de su estreno, aún no se han hecho realidad o en las películas basadas en el personaje de Marvel Comics, Iron Man, se pueden ver numerosas interfaces que aún no están completamente desarrolladas.

 

Las interfaces naturales de usuario es un siguiente paradigma en la historia de la computación y es un tema de actualidad. Los teléfonos inteligentes y consolas de videojuegos han marcado esta tendencia impulsando la interacción natural a través del reconocimiento de los gestos y la voz.

 

Los usuarios de consolas continuamente demandan a los desarrolladores nuevas formas control y no se conforman únicamente con modernos joysticks, armas o volantes. Un paso interesante en las nuevas formas de interacción llegó fuertemente en el 2010 con la llegada de las cámaras de profundidad (tal como el sensor Kinect de Microsoft) que permite la implementación de interfaces completamente naturales en donde el cuerpo humano se transforma en el controlador.

 

El Kinect permite a los usuarios enviar comandos por medio de gestos y posturas corporales. Otro avance para favorecer la interacción natural es el sensor desarrollado por la compañía Leap Motion que interpreta los movimientos de las manos y los dedos para realizar tareas similares a las que se hace con un mouse, pero no requiere del contacto con el sensor.

 

Algunos fabricantes de automóviles están proponiendo el seguimiento de manos como interacción en reemplazo de las pantallas táctiles. La interacción Humano-Computadora y la integración Humano-Máquina están condenadas a transformarse en conceptos similares, y ciertamente, las soluciones al estilo de Google Glass pueden ser reemplazadas pronto por lentes de contacto que implementen interfaces basadas en el uso natural de los ojos.
Un ejemplo claro de esta predicción está muy bien lograda en el episodio 3 de la primera temporada de Black Mirror, episodio titulado “Tu historia completa” (The Entire History of You).

 

Muy recomendable para ver y analizar el impacto que la tecnología está teniendo actualmente y no sorprendernos de lo que está por llegar en el futuro muy cercano.

 

COMPARTIR ESTE CONTENIDO:

Facebooktwitterlinkedin

Seguinos en: